Seguidores

miércoles, 9 de enero de 2013

GLORIA, EL REENCUENTRO





Y al final volví a encontrarme con Gloria. Sí, hombre, mi asignatura pendiente. No, no nos examinamos. Fue en la fría tarde del día de Reyes. "Tengo que contarte tantas cosas… Cosas que jamás imaginarías de mi". Y ella, mirándome a los ojos, esos de los que tanto glosaba su peculiar mirada, certera: "las imagino; se de lo que hablas". Y las sabía, tal vez porque era consciente de que ella tenía que haber sido la primera. "¿Por qué no fuí yo la que ahora ha sido?". Esperaba su pregunta, esa y no otra. Un café y otro más. Me contó su hoy. Una separación forzosa, vivida en la distancia a golpe de skype a deshoras. Su pareja, la que tanto arriesgó dejando todo lo que era allá, tan lejos, para estar con ella cuando la enfermedad casi acaba con ella. Una historia hermosa. Tan hermosa que no quise estropearla con la miseria de mi vida. No se lo merece, como yo no la merecí entonces. ¿Por qué querría ajustar cuentas con un pasado no ocurrido de un iluso como yo? Que seas feliz, Gloria. Y que yo lo vea con mis ojos, esos que tanto te gustaban cuando los dos nos gustábamos tanto.

3 comentarios:

  1. Hola Adán, soy Gloria. Otra Gloria, pero la primera me ha traido hasta aquí, no en reencuentro sino en el primer encuentro y como me ha gustado tu manera de contar, te encontraré a menudo, me temo.
    Saludos desde Tenerife-Canarias y te invito a mi espacio para cuando gustes encontrarme.
    http://gofioconmiel.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues gracias a tu pista, te encontré… y me gustó.

      Eliminar
  2. Adrián...llegué hasta aquí, hasta tu última entrada publicada.
    Ahora...necesito más!
    ¿Volverás?

    ResponderEliminar